Loading...

viernes, agosto 03, 2007

¿QUIEN DA MAS? UN, DOS, TRES...

Momento culminante en un remate cualquiera de hacienda común. Se va a producir una rebelión de los animales. Sobre todo los equinos, los que bajo ningún punto de vista quieren que los consideren y los coticen como jugadores de fútbol. Y tienen razón, qué joder. Algunos argumentaron que encima que tener que aguantar las monturas que encima se las esponsereen las multinacionales y los oligarcas se llenan más de guita a costilla de ellos.

... Y SE FUE EL MARCADOR DE PUNTA SIN BOTINES


El martes 31 de julio pasado, año 2007 de la era cristiana, es un hito histórico. En el fútbol argentino, en el retroceso de la condición humana a la categoría de hacienda rematable y también, por qué, un poquito para el asco.

Con el país objetivamente desquiciado, salvo en los anuncios oficiales en que nos vamos para arriba, con la flamante prohibición de dejar entrar a las canchas al 50% de los visitantes para que haya menos rosca, en el disparate más ridículo de lo mucho y muy ridículo que es la dirigencia futbolera marcándole el camino a la política, se procedió al remate de un jugador de fútbol.

Sin comentarios ni melodramas. Ferrocarril Oeste fue presentado por los '80 como la institución modelo bajo la batuta de Santiago Leyden, que hasta por eso fue ministro de los militares genoicidas. Después se vino a la mierda. Sin anuncios. Ni licitaciones. Ni gritando "¡Guarda abajo!" Nada. Se vino a la mierda. Un tal Mascardi, que fuera jugador del club y después intermediario de jugadores, con familiares dirigentes, no. Pero el viejo F.C.O., los verdes de Caballito, sí.

A la mismísima mierda se fueron.

Y la culminaron este martes 31 cuando en subasta pública, por orden judicial, con martillero público y todo, remataron al ser humano Emmanuel de Porras, de nacionalidad argentina, 25 años, que pesó en la balanza con las medias puestas unos 81 kgs., le fue bajado el martillo por 70 mil dólares a un club italiano de tercera división. Los nuevos compradores no se lo quisieron llevar puesto, así que todavía está en discusión cómo lo van a embalar o si lo van a llevar como equipaje no acompañado, si Dios, los radares y el INDEC así lo permiten.

Ahora, nada de truchadas, de dejarse la guita en el placard del baño o el baúl del auto. No. La orden vino pipí cucú con
todo el amparo de la ley de Argentina, por orden del del Juzgado Nacional en lo Comercial Nº 13, mal rayo te parta, cuernitos por las dudas.

Por infomaciones confidenciales, de fuentes inobjetables, podemos adelantarles a nuestros oyentes, si nos oyen, que en los próximos treinta (30) días sale en Villa Lugano un aguatero un poquito excedido de peso, sin base, pero con un pique formidable; dos alcanzapelotas de 18 años, nivel secundario, un luz para hacer tiempo para cuando el local va ganando 1 a 0, en lote, con una base de 25 mil rupias de cualquier país, esto está para cualquier cosa.

Ahora, si quieren a un ferretero de Sarandí, más malo que araña con cría, pero una luz para los números, se lo regalos a valor FOB y puesto en puerto.

Por la puta madre, ¿será todo cierto o el tintóleo de cartón no cayó y ya estamos en el deliriums tremens?