Loading...

sábado, noviembre 07, 2009

AMPLIANDO EL MARKETING DE CORAZON


Ultimamente, ojos algo azorados, almas suspicaces y corazones retorcidos, han empezado a ver en las mangas de las camisetas de equipos profesionales y en la publicidad estática de varios estadios el logo y la leyenda de la Fundación Favaloro, hospital universitario para la investigación científica, que el pampeano creara antes de volarse la cabeza de un tiro por estar al borde de la quiebra por no tener ni una moneda para seguir, encima lo chorearan a cuatro manos y no soportar más la Revolución Productiva de besaculos. La matanza, huída y otras distancias que hubo cuando todavía el cadáver del cardiocirujano estaba tibio anticipó la que se venía. El corazón era símbolo del sentimiento más puro; hoy por hoy es guita y la Fundación de empezó a expandir en rubros y hundir en calidad. Le falta poner un sauna. Y ahora los marketineros se dedican a publicitar clubes de fútbol, buscan ese target para enyendar los edificios y las cuentas corrientes.
No resucites, René. Vas a volver a hacer lo mismo. Y capaz que hasta te encontrás con el Favaloro Fóbal Clú y terminás haciendo la Gran Olmedo.