Loading...

miércoles, julio 13, 2011

EL TANO PASMAN, ARGENTINO TIPO FOR EXPORT

Esta escena doméstica, producto de un hijo chistoso y culminada por un amigo del feca levantándola a la red, convirtió hasta el entonces anodino y anónimo ciudadano en una estrella de YouTube y de la tele. Por todos fue exaltado como un prototipo de las alteraciones sólo parciales que produciría el más popular de los deportes y jamás en una muestra de patología exclusiva, como alguna vez teorizó la gringa Janet Lever, para colmo con epicentro psiquiátrico en la mismísima Argentina. Debe tomarse por fin en cuenta que el fútbol no ha dejado de ser un juego y, como tal, un formador de cultura de masas. Hoy por hoy, gracias a la tele global, en el más prodigioso y formidable formador de cultura. Argentina cuenta con millones de Tanos Pasman. Lo que es peor, con mayor cantidad de convencidos que se trata de algo transitorio, pintoresco, folclórico, familieros, que no tienen ninguna relación con otras tumoraciones sociales, ya sean provenientes de las canchas, sedes sociales, unidades básicas, sueños compartidos y cosas por el estilo. Atenti. No confundir. El mismo Pasman, que se gana la vida como vendedor, se encargó de aclararlo en un verdadero tour televisivo que le abrió las puertas en vivo y en directo. O que la indeseada y desusada repercusión motivó otras reacciones más cultas, por ciertos, pero igualmente erráticas al mismo tiempo que dan cuenta de la vasta gravedad del aparentemente intrascendente fenómeno. Y más de una reacción, abarcativa de rubros varios.