Loading...

viernes, noviembre 07, 2008

¡CUIDADO QUE ESTAN SUELTOS Y SE REPRODUCEN!


¿DONDE QUERES QUE TE META EL PUNTINAZO?
Uno ya se tendría que haber acostumbrado a sobrevivir en esta sociedad de mierda. Pero no hay caso: las liendres y los sabañones acechan. Si una vez, hace un tiempo, ya me mataron en Montevideo, a los 71 años, luego de una gloriosa trayectoria cívica, ahora tendría que estar contento que me pongan al lado del gran Hueso Houseman, ladero del Loco Corbatta, otro de los grandes Nº 7 de este país. Pero los del sitio ése saben de fulbo tanto como de capar monos y apenas si recortaron la gacetilla, les da lo mismo la hasta ahora mayor masacre en un estadio que He Man, aprendieron grandecitos a doblar esquinas. Del tema Puerta 12 deben sospechar que hasta tenía picaporte. Y que el glorioso cineasta marketinero no entrevistó a la doctora Palumbo, quien con su marido ya muerto se jugaron por 70 de los 71 familiares de deudos, ni mu. Ni la agachada ni quiénes fueron y son los Palumbo. Y que en cambio la mujer, la viuda, que conserva en su casa una fotocopia de la causa, que casi metieron en cana con el finado a toda la AFA por extorsionar con el dolor ajeno, llora la amargura ante tanta ingratitud cuando fue el cine y se encontró con que los que tenían cámara eran los leguleyos de River Plate, tu glorioso nombre, haciendo un pastiche para amnistiar a La Banda, sobre todo, y también a la Policía Federal que los puso bajo la obediencia debida, entendió de una vez para siempre que ya se le habían probado todas las pilchas que va a dejar. River y Boca son vacas que todavía dan leche; los Palumbo & Co. que vayan a tocar timbres a las bóvedas, ya fueron, basta de romanticismos boludos, en los fondos de inversión no admiten sentimientos.
El grado de desinformación de la red sólo es comparable a la cantidad de virus que tiene. De todo tipo. Troyanos, bombas lógicas y hasta de dos patas con un procesador de TXT en la mano. Arrasan y arrebatan todo como lo mejor de las barras bravas, como lo que son, integrando lo que Mario Vargas Llosa les dijo en 1998: son parte del residuo que ha dejado el neoliberalismo, una civilización bárbara o unos bárbaros civilizados. Tachar lo que no corresponda. [Amílcar Romero, volante con proyección de Sportivo Pedal de San Rafael, Mendoza, club del que es socio e hincha el Cleto Cobos]