Loading...

lunes, julio 10, 2006

GLORIA Y LOOR AL GRAN ZIZOU

El mate cocido quilmeño, a pesar que están en la D, manda a las duchas al genio.

TANOS CAGONES, DEDIQUENSE AL METEGOL Y LA MULTIMEDIA

A apenas diez minutos de toda la glorida, el gran Zidane perdió la chaveta y al mejor estilo tucumano lo planchó de espaldas a Matearrazzi. Caballeros como son, salió corriendo hasta el cónsul en Berlín a buscar un botón y el cuarto árbitro, el mismo gallego que les regaló un penal inventado gracias al cual llegó a la final, le informó al árbitro argentino Horacio Elizondo lo que habían visto hasta las rayas de cal, menos él, por seguir el juego.

Sin dudarlo, sin aparatosidades, el hombre de Quilmes, desgraciadamente hincha de los mates de Argentinos de Quilmes el pobre, en el fondo de la barranca, el agua hasta el cogote con cada sudestada, porque nadie es perfecto, ¿no es cierto?, se volvió manoteando el bolsillo trasero de su pantalón y le plantó en la jeta la tarjeta roja a Zizou, grande entre los grandes, grandote, pelado y pelotudo, que había entrado en una provocación de los maestros de la provocación, la pijotería, el amarretismo, el mechoneo y el jugar contra reloj.


Nada de qué quejarse.

Pero al fútbol, al gran fútbol que palió penas y pesares de miles de millones de hombres desaharrapados en las orillas del industrialismo, que no ha dejado alimentar quimetas inalcanzables, estaba de luto. El argelino francés Zinedine Zidane era la magia y la alegría, el talento y la improvisación. A tal punto que sin el auspicio de Adidas, se organizó ahí nomás un
Congreso Mundial de Pelotas y por unanimidad, mano en alto y ovación, se llegó al acuerdo que el gran Zizou jamás las había golpeado o maltratado. Todo lo contrario, las había tratado con tanto cariño que más de una había maldecido haber nacido tan pelota y que él no la pinchara.

Bué, lo tanos son tetra. Y que valga la polisemia. Son tetra del mejor y más corrosivo. Si hasta tuvieron que contar con el refuerzo de un argentino como Mauro Camonaressi para llevarse el trofeo. Pero como además de La última cena, el Moisés y el Vaticano los tanos tienen lo suyo, sobre el pucho la escupida, hicieron circular por la red un corto multimedia donde con el cursor se puede mover a destajo a Zizou sobre un Matearazzi que camina como un querubíen, angelito e'Dios, y con un click dejarlo forfai en el suelo.

Diez frentazos como la gente y aparece Elizondo, tarjeta roja en alto, y la última imagen es la espalda del 10 derrotado.
Qué piolas que son. Tienen tanta guita que hasta abrieron un sitio especial en un server. Para disfrutar de tanto ingenio resentido les brindamos la dirección. Estamos a favor del fair play, cabrones, y somos incapaces de recordarles que el mejor fúbol lo tuvieron con Pupo Orsi, Monti, y después con el grande entre los grandes, el más grande, Enrique Omar Sívori, El Cabezón, Antonio Angelillo y Humberto Dionisio Maschio, El Bocha, mamma mía, los Carasucias, le decían.

Aquí tiene la URL y sigan dando el ejemplo, haciéndole más goles al totocalcio que al fútbol, manga de crápulas:

http://tonaz.altervista.org/zidane.html

Ojalá vuelvan pronto de la B, corruptos. Y si les falla el link, porque ni programar saben, cópienlo en el navegador y dénle al ENTER. Squifozzi!