Loading...

sábado, julio 01, 2006

COMO PICKLES EN TORTA E'NOVIA



EL FULBO, SIEMPRE UNIENDO PUEBLOS Y FAMILIAS


"A los irlandeses se los conoce en los pubs; a los argentinos, en las canchas de fútbol." Comandante de Aerolíneas Argentinas, por los '70, citado en Burguesía y gansterismo en el deporte, de Dante Panzeri, 1974.

El TXT que viene a continuación llegó esta mañana desde Barcelona, firmado por un productor y realizador, independiente y argento, mote un tanto despectivo que usan para los inmigrantes provenientes from the pampas y que está radicado allí hace siete años. Narra los periplos vividos en la víspera, cuando se le dio por ir con sus vecinos alemanes que le alquilan una finca en La Floresta, una de la colinas que rodea a la vieja capital catalana, para compartir juntos el acontecimiento que los unía. Salvo algunas enmiendas y aclaraciones imprescindibles, el resto se mantuvo tal cual, tibiecito, recién sacado del horno.

A modo de introducción, recibí tu mail en un ciber del centro [de Barcelona] esperando el partido que fui a ver con Gerald, mi insigne vecino alemán [y un compatriota amigo suyo]. Fuimos a un bareto que tenía ubicado y recomendado. Entramos y habían 150 argentos que se dieron vuelta y miraron con desprecio a esos tres que ingresaban creyendo que éramos tres foráneos de Hannover, porque sólo a dos alemanes y a un boludo apátrida se les puede ocurrir meterse a esta boca del lobo recubierta de graserío barriobajero argento.

Pero qué huevos estos alemanes hijos de puta: les cantaron de todo, los reputearon y los dos armarios y yo, que cuando me pedían que me moviera porque no veían nada, decían las pibitas del tablón:

-¿Viste? Habla como argentino este alemán de mierda.

Qué peligro las mujeres y el fútbol, qué peligro: peor que cualquiera, te lo digo en serio.

Bueno, esos dos bachichas hijos de puta, con un par bien puestos, ante cualquier silencio, entraban a gritar:

-¡Deusthland! ¡Ballack! ¡Lehmann!

Cuando empató Alemania, previa salida de Román [Riquelme] y posterior entrada del fantasma [Julio] Cruz, supe inmediatamente que en los penales nos íbamos a la mierda.

Al terminar la prórroga, me agarra Gerald y me dice:

-Pues ahora definirá la suerte.

A lo que le respondí:

-La suerte, no: Lehmann, my friend, Lehmann.

Y así fue. Llantos. Dignidad desbordada.

Hasta que uno se me acercó y abrazándome el cuello me dice:

-Felicidades, nazi de mierda.

Bueno, inmediatamente el negro quedó estampado contra la máquina de tabacos y mi mano derecha apretándole el gañote, mientras le hacía oír:

-Creés que soy el primo de Oliver Kahn, pedazo de sorete.

El negro, medio mamao, flipando me dice:

-No, loco, ¿de dónde sos? Perdoná.

El Gerald me tomó del brazo con el otro alemán porque estaba a punto de convertirlo en cajetillas de Camel, y las otras pibas que le decían:

-Es argentino, boludo, es argentino.

Perder por penales y encima te encontrás con la boludez despechada. Tierras complicadas las europeas para sueños sudacas. Así que nos fuimos a tomar unas birras con la barra del Führer y de vuelta para casa a releer los esperanzadores mails que me habías enviado. [ERA]